4 agosto 2020

Educación 4.0

Por Florinda Pargas Gabaldón.

El camino para desarrollar el Talento 4.0 que requieren las Empresas 4.0

No es la tecnología, son las personas la clave de la Industria 4.0. La tecnología es solo el catalizador de esta Cuarta Revolución Industrial que, únicamente podrá llevarse a cabo con las personas y aportando valor añadido a sus talentos. De ahí que la Industria 4.0 necesite Talento 4.0. y, por ende, que sea tan importante alinear la gestión del talento con la estrategia de transformación digital de las compañías desde una perspectiva global y multidimensional, atendiendo tanto a su estímulo como a su atracción y desarrollo.

El talento 4.0 es por tanto una aptitud o competencia poliédrica que no se reduce exclusivamente a una alta capacidad o competencia intelectual en áreas STEM (Ciencias, Tecnologías, Ingeniería y Matemáticas), sino que incluye también actitud digital, pasión por el cambio, aprendizaje autónomo y resiliencia.

La clave de la educación 4.0 es el aprendizaje innovador, disruptivo y personalizado: flexible, al propio ritmo y basado en la analítica de datos. Los retos más complejos de la educación 4.0 tienen que ver con las personas que han de gestionar este cambio:

  • El cambio de las prácticas, procesos, metodologías y cultura de los centros educativos, universidades y administraciones públicas.
  • La formación y transformación del profesorado y de los equipos directivos.
  • El estímulo, atracción y desarrollo del talento de los profesores, en nuevos roles de facilitador, aprendiz y maestro, que han de hacer posible este nuevo modelo educativo.

Disrupción educativa, para cerrar brechas y enfrentar los retos de la Cuarta Revolución Industrial

La Educación, forma parte de las trasmisiones culturales de todos los grupos humanos, de allí que todos los grupos son portadores de una cultura particular. La educación es el perfeccionamiento intencional de las potencias específicas humanas (García Hoz, 1963), es pues, la educación una necesidad cultural.

Hoy nos enfrentamos al advenimiento de una nueva transformación cultural planetaria, entendida esta como la sociedad global del conocimiento, de la humanidad aumentada y de la inteligencia colectiva. Tal impacto se está haciendo presente en la acontecida situación de pandemia mundial por la cual estamos atravesando, cuyo núcleo de impacto se está desarrollando en los sistemas formativos, educativos y comunicativos en los cuales poco a poco nos hemos ido imbuyendo y envolviendo.

El desarrollo tecnológico juega un papel estelar (inteligente), a través de los computadores y dispositivos móviles, medios por los cuales se están desarrollando las inteligencias dinámicas, cuyo entrenamiento cognitivo es de acelerados procesamientos y contenidos, lo cual lo hace ser hiper-textual, lo que también afianza y pone en juego las inteligencias múltiples.

Es verdaderamente un doble compromiso ser y hacer de educador en esta Era Digital de M-Learning, cuya síntesis es: la búsqueda constante y permanente de las personas, quienes acceden a un mega-universo de informaciones y contenidos, en los cuales también se incluyen los juegos digitales, de allí que se han desarrollado didácticas basadas en tales juegos (GAMIFICACIÓN). La complejidad de esta realidad cultural tiene dos ejes en los cuales se soporta: ciencia y cultura, las cuales debe ser direccionadas a través de los mediadores de los aprendizajes en esta sociedad global de la hiper-información. La Sociedad 4.0, necesita de la Educación 4.0.

La sociedad de conocimiento en la cual ya estamos navegando ha impactado en todos los escenarios de la vida cotidiana. Las innovaciones digitales nos empujan a re-inventar los sistemas educativos y educacionales. La innovación educativa a través de paquetes educativos en formatos online, offline o a través de los medios tradicionales de comunicación; radio, documentos escritos y televisión debe responder a las demandas actuales. Consideramos que es un momento propicio y favorable para introducir los cambios y las transformaciones educativas digitales. Sobre todo, cuando no hay lugar a dudas que los ordenadores y los dispositivos móviles vine progresivamente transformando la concepción de los espacios educativos, de los actores educativos e inclusive la concepción del trabajo, por lo cual, cabe preguntarnos: ¿los educadores (Maestros, profesores e instructores) pasaran a formar parte de los teletrabajos? ¿La innovación cultural de la Industria 4.0, los incluye también?

La Cuarta Revolución Industrial trae consigo la innovación y cambio social y cultural, todo lo cual traerá consigo cambios en nuestros enfoques de la educación. La Educación 4.0, viene del acumulado histórico de: la enseñanza directiva 1.0, de la enseñanza bidireccional 2.0, de aprendizaje auto-dirigido 3.0, para proseguir con un modelo educativo centrado en las competencias (Educación 4.0).

Los sistemas Educativos 4.0 estarán centrados en el aprendizaje por proyectos, en el trabajo colaborativo y el uso de las tecnologías. La cooperación entre los estudiantes y los docentes será clave para el desarrollo de sistemas exitosos, que se traducirán en inteligencia: analítica-creativa y práctica. La comunicación (hiper-textual) será el vehículo de los aprendizajes, cuyos propósitos es el desarrollo de las inteligencias múltiples. El desarrollo del juego y la creatividad como fundamento del aprendizaje amoroso del cual nos habla Humberto Maturana, será fundamental. Los aprendizajes estarán centrados en los procesos y en las competencias (Aprendizaje Competencial), que este orientado a la resolución de problemas, de esta forma impulsaremos el pensamiento estratégico y el aprendizaje activo.

Los Educadores 4.0 tiene un gran reto por delante, lo cual deberán llevar acabo de forma Bimodal; considerar las formas elementales de la educación humana y los nuevos avances y propuestas de las tecnologías educativas (Inteligencia Digital). La formación continua será clave para continuar por las sendas del éxito profesional, ser parte del aprendizaje móvil (M-Learning) y continuo entrenamiento cognitivo para desarrollar de forma continuada y permanente: Las competencias, las aptitudes y las capacidades necesarias para afrontar semejante reto, de tal manera que: proseguir y persistir serán su emblema profesional.

Y, sobre todo: deberán desencadenar procesos cognitivos (Desing Thinking) en los cuales pongan en juego: empatizar, definir, idear, prototipar y testear. Proceso necesario para poder desplegar una Educación 4.0 que tendrá por eje de acción: El razonamiento, la planificación, la solución de problemas, el pensamiento abstracto, la comprensión de ideas complejas y el aprendizaje rápido y sobre la experiencia.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Comentarios:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *