3 julio 2020

La Gripe Económica: la próxima pandemia

Por Florinda Pargas Gabaldón.

Retos para gestionar el talento humano, ante los cambios y transformaciones de esta crisis global.

A la pandemia del COVID le sigue una pandemia laboral, una gripe económica, con graves síntomas de recesión. La estrategia ideal para superar esta nueva crisis, de una forma sostenible, sería apostar por un plan de capacitación y de reentrenamiento dentro y fuera de las empresas. Un plan que sería importante comenzar de inmediato, para apalancar a nuestro equipo hacia un modelo de Talento 4.0.

El reto es adecuar procesos y fortalecer una cultura compatible con las nuevas organizaciones, más ágiles e inteligentes,  que son las que tendrán más capacidad de adaptación al entorno. Preparar a los profesionales en los nuevos procesos para que el talento tenga mayor protagonismo.

¿Cuáles son los principales retos que debemos abordar frente a esta nueva realidad?:

Espacios de trabajo virtuales con diseño de experiencia de empleado.

  • Comprender el lugar de trabajo virtual, en casa, con las restricciones y limitaciones que esto implica.
  • La oficina física se reduce y se concibe más como un espacio de socialización. Sin puestos fijos, si decides ir a trabajar solo.
  • El reto es la productividad en el nuevo espacio de trabajo virtual con diseño y normas: evitar caos, redundancia, pérdida de información.

Modelos organizativos bimodales, redárquicos y ágiles

  • La redarquía gana espacio frente a la jerarquía. La organización dual es el nuevo modelo organizativo, los equipos en red ganan importancia frente a las funciones-silo.
  • Los protagonistas: Comunidades y equipos virtuales. No responden a la lógica funcional y sus objetivos temporales o permanentes explotan la inteligencia colectiva.
  • Equipos ágiles autogestionados. Con objetivos de mejora e innovación a corto plazo. La filosofía ágil es la más adecuada para los momentos de incertidumbre actual.

Líderes que crean líderes

  • El trabajo y el equipo virtual requieren un liderazgo basado en confianza, autonomía y empoderamiento: el liderazgo distribuido.
  • Foco en objetivos, no en tiempo. Sustituir el valor del presentismo como medida de compromiso, por la calidad de lo producido. Equilibrando exigencia y conciliación
  • Motivar a trabajadores empoderados es como trabajar con voluntarios. Empatizar con objetivos vitales y espirituales es básico

Nuevas habilidades para entornos digitales complejos

  • Apostar por los conocimientos que necesita un trabajador en entornos altamente tecnológicos: bots, robots o Inteligencia Artificial.
  • La revalorización de las habilidades blandas y los habilitadores culturales. Gestionar la complejidad e incertidumbre requiere de inteligencia emocional, más empatía, creatividad y pensamiento crítico.
  • El espíritu de colaboración, contribución, autoresponsabilidad y otras competencias de trabajo en redes tanto internas como externas

Revalorizar y apoyar la evolución del talento 4.0

  • La formación es insuficiente. Se requiere mapear capacidades, evaluar, analizar habilidades y diseñar a medio plazo entornos de aprendizaje.
  • Lo virtual desplaza a lo presencial: e learning, formación online, realidad aumentada, microaprendizaje, comunidades de práctica o aprendizaje.
  • Aprender a aprender. La clave es ofrecer soporte en autoaprendizaje y en las nuevas formas de aprendizaje, en el flujo de trabajo

Procesos inclusivos que potencian Inteligencia Colectiva y Trabajo Colaborativo

  • Fortalecimiento de la comunicación y colaboración transversal. Virtualizar requiere reforzar la comunicación inclusiva: Todos somos emisores y receptores.
  • Innovar y mejorar prácticas en red. Ganan protagonismo los procesos de vigilancia del entorno, creatividad e innovación en red y virtuales: Todos innovamos y avanzamos
  • El aprendizaje en red social cómo principal forma de aprendizaje en el día a día: Todos somos alumnos y profesores

Relaciones laborales abiertas y flexibles

  • Flexibilidad interna y carreras flexibles. Las modificaciones en los puestos de trabajo requieren de profesionales y procesos que faciliten esta elevada movilidad.
  • La flexibilidad requiere nuevas habilidades que no están dentro, los freelance tratados cómo partners estratégicos es la nueva realidad de muchas organizaciones.
  • El sistema educativo frente a las nuevas tecnologías va demasiado lento, contrata por habilidades con independencia de cómo lo aprendió.
  • La red virtual juega un papel fundamental pues refuerza la conectividad y los procesos de inteligencia colectiva.

Esto es solo el principio, apenas estamos comenzando a comprender el impacto de los acontecimientos y sus consecuencias. Estar atentos, observar el entorno, sus cambios, los actores y la transformación del ecosistema empresarial. Cada sector tendrá sus propios retos, pero el mayor de todos es acompañar la evolución del Talento Humano 4.0, para seguir avanzando y aprendiendo.

Florinda Pargas Gabaldón

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Comentarios:

2 respuestas

    1. Gracias por tu atención y comentarios. Estamos desarrollando información en esa línea de investigación. Pronto te invitaremos a leer mas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *