6 abril 2021

Sostenibilidad, creatividad e innovación: claves para cerrar la brecha digital.

Por Florinda Pargas Gabaldón.

Es evidente, a nivel global, como la pandemia provocada por el coronavirus ha obligado a empresas de todo el mundo a replantear sus objetivos y su forma de trabajar, tal como lo señala el Informe de Riesgos Globales presentado recientemente por el Foro Económico Mundial. Más desigualdad y fragmentación social, la continua degradación del planeta, o un estancamiento de la economía a largo plazo son algunas de las principales adversidades que detecta el informe. La brecha digital y el cambio climático, son dos aspectos resaltantes y que generan alarma general.

No cabe duda la importancia de la digitalización en prácticamente todas las esferas de nuestra vida, su relevancia como una de las prioridades en la agenda 2021, a partir de la activación de la crisis pandémica. Sin embargo, tal y como se desprende del informe publicado por el Foro Económico Mundial, la desigualdad digital es una realidad y, por ende, uno de los riesgos más importantes para 2021.

Entonces, el gran reto será cerrar las brechas digitales, disminuyendo las desigualdades y continuar avanzando en la lucha contra el cambio climático desde la gestión de residuos, la calidad del agua, la gestión de emisiones y otros aspectos medioambientales. ¿Cómo hacerlo? ¿por dónde empezar?

Activar la creatividad y el pensamiento innovador

Los conceptos de creatividad e innovación son tan amplios y subjetivos que están abiertos a la interpretación desde la expresión artística hasta la resolución de problemas en el contexto del desarrollo económico, social y sostenible. Por este motivo, las Naciones Unidas designaron el 21 de abril como Día Mundial de la Creatividad y la Innovación para promover el pensamiento creativo multidisciplinario que nos pueda ayudar a conseguir el futuro sostenible que queremos.

Según el informe de la UNESCO sobre la cultura y el desarrollo sostenible, el impulso y desarrollo de las industrias culturales y creativas son indispensables como estrategias de crecimiento económico sostenible. La innovación, la creatividad y el emprendimiento pueden proporcionar un nuevo impulso al crecimiento económico y a la generación de empleo, más oportunidades para todos, incluidos los jóvenes y las mujeres.

De igual forma, en la reciente Reunión Anual de las Asambleas de Gobernadores del BID (Banco Interamericano para el Desarrollo), realizada en Barranquilla-Colombia, en la cual se reúnen en foros de debate los Gobernadores regionales de estas instituciones quienes, en general, son Ministros de Finanzas o Presidentes de Bancos Centrales de cada país y representantes de instituciones financieras multilaterales y de la banca privada mundial, se llegaron a conclusiones y reflexiones muy relevantes, relacionadas con este tema.

En general, los foros de este encuentro se enfocaron al tema de la innovación con inclusión, apoyo a las pymes, con políticas y marcos normativos que promuevan la financiación productiva y la inclusión financiera. Asimismo, el BID se comprometió a incorporar la perspectiva de género en sus iniciativas y garantizar acceso y oportunidades financieras a los grupos marginados. La abrumadora crisis socioeconómica requiere de un gran esfuerzo mancomunado para lograr una recuperación y sentar las bases para un crecimiento sostenible e inclusivo a largo plazo.

Desde las diversas perspectivas consultadas, públicas y privadas, es inminente la necesidad de tomar acciones concretas, financiamientos inclusivos, promover la creatividad y la innovación para solucionar problemas que impactan sobre el desarrollo humano sostenible, el cambio climático, mejorar la conectividad y el despliegue de herramientas digitales transversales.

La visión 2025 del BID, compromiso que se despliega de este encuentro, es contribuir y asumir un rol clave en: proveer un respuesta sólida ante le Covid-19 que incluya un acceso más equitativo a las vacunas, lograr tasas de crecimiento económico de al menos el 3% anual,  alcanzar mayores niveles de empleos formales, mejorar la integración de los mercados internacionales, fortalecer ecosistemas empresariales y de innovación, generar resiliencia ante el cambio climático y aumentar el acceso de las mujeres a los mercados financieros.

En definitiva, la creatividad, innovación y sostenibilidad, para evitar el naufragio colectivo, en medio de la tormenta, cerrando brechas digitales, disminuyendo las desigualdades y asumiendo la responsabilidad compartida del equilibrio planetario. Un reto y un compromiso que debemos asumir todos con responsabilidad y urgencia, desde nuestros roles y espacios de influencia.

¿Estamos preparados para asumir el compromiso?

Te escucho, te abrazo, te acompaño

Florinda Pargas Gabaldón

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Comentarios:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *